Oración 5 De Noviembre De 2019

oracion-5-de-noviembre-de-2019

Hoy 5 de noviembre de 2019 rezamos humildemente para que nos guíes y nos gobiernes por tu Espíritu Santo, Leer Mas para que en todos nos cuidados y en nuestras ocupaciones de vida no podamos olvidarte. Recuerde que siempre caminamos a su vista; través de Jesucristo nuestro Señor. Amén. Mira aquí la Oración 5 de noviembre de 2019.

Jesucristo es digno de toda alabanza, porque fue nombrado sumo sacerdote entre los hombres y su representante ante Dios. Lo honramos y en nuestra debilidad rezamos:

Oración 5 de noviembre de 2019

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

Iluminaste maravillosamente tu Iglesia a través de distinguidos líderes y santos hombres y mujeres,

– Que los cristianos se regocijen siempre en tal esplendor.

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

Perdonaste los pecados de tu pueblo cuando sus santos líderes como Moisés buscaron tu compasión,

– a través de su intercesión, continúa purificando y santificando a tu pueblo santo.

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

En medio de sus hermanos y hermanas, ungiste a tus santos y los llenaste del Espíritu Santo,

– Llena a todos los líderes de tu pueblo con el mismo Espíritu.

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

Tú mismo eres la única posesión visible de nuestros santos pastores,

– Que ninguno de ellos, ganado al precio de tu sangre, permanezca lejos de ti.

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

Los pastores de su Iglesia evitan que su rebaño sea arrebatado de su mano. A través de ellos le das a tu rebaño vida eterna,

– Salva a los que murieron, a aquellos por los que diste tu vida.

Lleva la salvación a tu pueblo, Señor.

Video de la Oración 5 de noviembre de 2019

Lucas 14: 25-33: Oración 5 de noviembre de 2019

Grandes multitudes acompañaron a Jesús en su camino y se volvió y les habló. “Cualquiera que venga a mí sin odiar a padre, madre, esposa, hijos, hermanos, hermanas, y sí, su propia vida tampoco puede ser mi discípulo. Nadie que no cargue su cruz y venga después de mí puede ser mi discípulo. .

Y de hecho, ¿quién de ustedes aquí, con la intención de construir una torre, no se sentaría primero y calcularía el costo para ver si tenía suficiente para completarlo? De lo contrario, si sentó las bases y luego se encontró incapaz de terminar el trabajo, cualquiera que lo viera comenzaría a burlarse de él, diciendo: “Aquí hay alguien que comenzó a construir y no pudo terminar”.

O, de nuevo, ¿qué rey marchando a la guerra contra otro rey no se sentaría primero y consideraría si con diez mil hombres podría enfrentarse al otro que avanzaba contra él con veinte mil? Si no, entonces, mientras el otro rey aún estaba muy lejos, enviaría enviados a demandar por la paz.

De la misma manera, ninguno de ustedes puede ser mi discípulo sin renunciar a todo lo que posee.

Siguenos 👉 en nuestra pagina de facebook para que tengas tu oración diaria que tanto nos hace falta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *