Partes De La Armadura De Dios: PODEROSA Arma Para Ganarle Al Mal

armadura de Dios

Dentro de la religión cristiana como un todo, es decir incluyendo a todos los creyentes de Jesucristo. La principal lucha a la que nos enfrentamos es contra el mal que quiere llevarnos por el camino de la oscuridad. Ante esta verdad Dios nos ha entregado un arma, la única arma capaz de lograr la victoria frente al mal. La armadura de Dios es esa maravillosa herramienta que nos permitirá ganarle al mal. Mira aquí las partes de la armadura de Dios.

🛡 ¿Qué es la armadura de Dios?

En la vida enfrentamos luchas a diario, tanto personales como grupales generalmente físicas o intelectuales. Dentro de la vida de un cristiano su principal lucha es de tipo espiritual, la eterna batalla entre el bien y el mal. Claro está un cristiano también posee luchas físicas o intelectuales pero la principal en su vida es la espiritual.

Lee mas sobre la armadura de dios aquí

Dios en toda su infinita sabiduría y en conocimiento pleno de los peligros que asechan a su creación nos ha dado herramientas para nuestra lucha. Entre estas herramientas encontramos la armadura de Dios, la cual es una barrera espiritual. Una defensa que tenemos para vencer al mal en la batalla diaria. Al ser una barrera espiritual Dios la entrego de una manera particular, mencionándose en la biblia la vía de utilización de la misma.

📖 Armadura de Dios: Biblia

Es bien conocido por todos que la biblia es el libro sagrado de los cristianos, el cual fue escrito por iluminación divina. Es por ello que todo lo que se encuentra dentro de este libro se llama palabra de Dios o promesas de Dios. En varias partes de la biblia aparece nombrada lo que se le conoce como la armadura de Dios. Es decir los medios y herramientas que nos fueron otorgados para nuestra lucha contra el mal.

Dios claramente expreso dentro de sus palabras en Efesios capitulo seis del versículo catorce al diecisiete (Efesios 6:14,17). Las partes y utilización de la armadura de Dios, además en versículos previos se hiso una descripción de la lucha (Efesios 6:12). Por estas razones se dice que la armadura de Dios es real y se encuentra plenamente fundamentada en la palabra divina.

🛡 Partes de la armadura de Dios

armadura de Dios

Espada: la palabra de Dios

Es la ofensiva única que forma parte de la armadura, la palabra de Dios es decir la palabra divina. Para utilizar esta espada se debe tener conocimiento de la palabra y para obtenerlo es necesario el estudio de la misma. Con unas buenas bases de estudio las palabras trascienden a acciones y llegan a formar parte de la verdad propia del corazón. Esta espada es la única mediante la cual lograremos vencer al enemigo. Y se volverá más filosa con cada verdad o palabra que albergues en tu corazón no en tu mente.

Escudo: la Fe

Aquella creencia en lo que Dios ha prometido, la confianza de la existencia e intervención de Dios en nuestras vidas es la fe. Este es nuestro mejor escudo creer en lo que Dios ha prometido para nosotros. El conocimiento es necesario para llegar a tener fe ya que si no conoces su palabra y sus promesas no tienes en que creer.

Coraza: Justicia

Proviene del extracto “mediante la fe salvos y justos” esto no se refiere a nuestra justicia propia, es decir la que podamos obtener mediante nuestras acciones. Si no la justicia que logramos al blindar nuestro corazón aceptando plenamente la palabra de Dios. De nuestra fe y su lugar dentro de nuestro corazón deriva lo justo que seremos delante de Dios.

Cinturón: La verdad

Claramente el simbolismo representa gran parte del significado de esta parte de la armadura. En la vida real el cinturón es pieza fundamental de nuestra vestimenta. Es aquello que ayuda a ajustar la ropa a nuestro cuerpo, en la armadura protege la zona del vientre. Ciñe la misma al cuerpo preparándose para la batalla que está por llegar.

Su relación con la verdad se refiere a que la verdad es la palabra de Dios y cuando nos encontremos en pleno entendimiento. Es allí donde nos armaremos con el cinturón de la verdad y estaremos preparados para la batalla contra el mal.

Calzado: Disposición a proclamar

armadura de Dios

Se sabe muy bien que los zapatos facilitan nuestro desplazamiento o movimiento. Es por esta razón que en la armadura de Dios nos debemos calzar con la disposición de proclamar el evangelio. Representa nuestra disposición a extender y vivir bajo la palabra y los mandatos de Dios. Aunque parezca fácil esta es una de las partes más difícil de colocarnos ya que necesita de conocimiento, entendimiento y entrega.

Casco: La salvación

El casco cubre toda la cabeza por lo tanto protege nuestros pensamientos de los atentados contra nuestro intelecto. Si nuestros pensamientos no se encuentran a salvo el enemigo (satanás) podrá tentarnos y caeremos en un abismo. A través del estudio de la palabra divina lograremos pensamientos llenos de paz y esperanza. Alli es cuando nos colocaremos el casco de la salvación para completar nuestra armadura.

✝ Armadura de Dios oración

Para estar vestido de cristo y en cristo me he colocado la armadura de Dios.

El casco de la salvación me coloco y llevo en mi mente a nuestro señor Jesucristo. Mi voluntad someto ante la tuya mi Dios y ruego porque sea perfecta para mí. Me cubro los ojos con el casco de la salvación para que mi vista sea como la de Jesús, sobre la nariz para oler y participar de la fragancia de Jesús.

La coraza de la rectitud me coloco y gracias te doy por mi vestidura ya que yo no tengo una propia. Cubro mi corazón donde tu estas guardado para protegerte dentro de él. Aferro a mi cintura la verdad en forma de cinturón para con seguridad pararme y fortalecer mi interior.

Me estoy calzando con el evangelio, ese evangelio lleno de paz que proclamare eternamente. Pues con este calzado llevare a otros oídos la buena nueva de Jesús nuestro señor. El escudo sostengo este escudo hecho de fe, mi fe en ti para que desvíes las malas intenciones del enemigo. Tu mi señor eres mi fortaleza y desviaras las flechas que hacia mi dirijan.

La espada del espíritu voy a empuñar con mi mano diestra para con su agudeza penetrar y discernir las intenciones de los corazones a mí alrededor. Cúbreme y guárdame con tu tan preciosa sangre y vuelve mi corazón puro. No permitas que la maldad caiga sobre mí y erige un fuego protector a mí alrededor.

En tu nombre mi Dios omnipotente, en el nombre de tu hijo Jesús y en el nombre de Dios echo espíritu santo. Amen.

Ahora que conoces la poderosa herramienta que Dios nos ha concedido para defendernos ante los ataques del mal. No dudes en vestirte siempre con la armadura de Dios para salir victorioso de esta batalla entre el bien y el mal.

Mira también; Partes de la biblia 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *